¿Cómo cuidar y conservar el valor de tus joyas antiguas?

Las joyas  antiguas son pertenencias con gran valor tanto sentimental como monetario, por ello, debemos tratarlas y cuidarlas de manera específica para evitar su deterioro. En este artículo te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a conservar tus joyas como si no hubieran pasado los años por ellas

¿DÓNDE DEBES GUARDAR TUS JOYAS?

Uno de los principales pasos para conservar tus joyas en buen estado es disponer de un lugar idóneo donde guardarlas cuando no hagas uso de ellas. 

En muchas ocasiones, las acabamos guardando en cajones o sitios no aptos que potenciarán su deterioro o las podrán dañar. 

Para una buena protección de tus joyas, debes disponer de un joyero de calidad, hecho con materiales suaves que eviten el daño a tus joyas. También, debe tener distintos compartimentos para poder organizarlas según el tipo. 

Es muy importante que cada joya tenga su propio espacio, es decir, que no se junten unas con otras. Con ello evitarás rayaduras, cortes u oxidaciones. 

Además, si tienes piezas que contengan diamantes, es importante que las guardes apartadas en una bolsa específica. El diamante es uno de los metales más duros, por lo tanto puede afectar al resto de joyas. 

¿EN QUÉ LUGARES DEBES EVITAR SU UTILIZACIÓN?

Aunque las joyas suelen tener una calidad excelente para una infinita duración, debes tener cuidado en según qué sitios las utilizas ya que algunos factores pueden llegar a dañarlas. 

Algunos de lo que debes evitar:

  • Lugares a los que llegue mucha humedad. 
  • Lugares donde de un sol directo.
  • Playas, piscinas, bañeras, fregaderos… todo tipo de lugares donde estas estén expuestas directamente con el agua o productos químicos.
  • Evita su uso cuando realices deporte, el sudor puede llegar a dañarlas.

Ahora que ya conoces cómo debes guardar tus joyas y qué lugares debes evitar para poder conservarlas en el mejor estado, te enseñamos una serie de productos caseros que ayudarán a limpiar tus joyas tanto de oro como de plata. 

 

¿CÓMO LIMPIAR TUS JOYAS DE ORO O PLATA?

Si deseas limpiar tus joyas de oro y plata en casa, es muy importante que no utilices productos extremadamente agresivos que puedan perjudicar gravemente su estado. 

La gran mayoría de estos trucos para limpiar tus joyas antiguas, son comunes tanto para el oro como la plata, aquí te dejamos algunos de ellos: 

  • Con ayuda de un cepillo o trapo, limpia tus joyas con pasta de dientes de manera suave. 
  • Vierte una cucharada de sal sobre un limón partido a la mitad y frótalo en tus joyas. 
  • Cubre un recipiente con papel de aluminio, añade agua caliente y un poco de bicarbonato de sodio o sal, deja tus joyas aproximadamente unos 10 minutos.
  • Sumerge tus joyas durante 15 minutos en un recipiente con agua caliente y dos cucharadas de vinagre.

Además de estos remedios caseros comunes para ambos materiales, destacamos la limpieza con huevo para el oro blanco. Deja tus joyas un par de minutos dentro de un recipiente con un huevo batido y posteriormente aclararlas con agua tibia, te impresionará el resultado.

Es muy importante que al limpiar tus joyas con alguno de los procesos anteriores, estes seguro de que no contienen piedras, diamantes u otro tipo de aleaciones que se pueden ver perjudicadas. 

Ahora que sabes los tips y trucos necesarios, podrás poner a punto tus joyas. Si no eres partidario de hacerlo desde casa, en Joyería Luis Narváez contamos con los mejores profesionales que cuidarán y mimarán tus joyas para que estén como el primer día. Te ayudaremos a que no pierdan su valor y si deseas venderlas, nuestros expertos te realizarán una tasación gratuita sin ningún tipo de compromiso. 

× ¿Cómo podemos ayudarte?